Si el centro histórico de Lisboa ya atrae al visitante, la zona de Belem termina de conquistarlo. Belem, situada frente al río Tajo, muestra los edificios más emblemáticos de la arquitectura manuelina y una imagen muy diferente de la ciudad. La monumentalidad de la zona nos enseña una parte de Portugal desconocida para muchos, la de su poderío en la época de los descubrimientos y su importancia para el mundo tal y como hoy conocemos.

 

 

Belem es uno de los barrios más alejados del centro de la ciudad y, sin embargo, uno de los más visitados. Se considera una visita obligatoria para los que viajan a la capital portuguesa.  En nuestro caso nos desplazamos a Belem en coche, ya que viajamos a Lisboa desde Sevilla en él y era nuestro día de regreso pero, para los que viajéis sin coche o no queráis moverlo, la mejor opción de llegar a la zona es cogiendo en Cais du Sondre el tranvía número 15, con unos 20 minutos de trayecto.Podéis bajaros prácticamente delante del Monasterio de los Jerónimos.

Normalmente Belem es una zona con bastantes turistas, con una afluencia es especialmente grande los fines de semana. Nosotros tuvimos que ir mezclando visitas debido a las colas que había para visitar el monasterio así que, tras visitar la iglesia, decidimos esperar para ver el claustro alternando con otros edificios. Aún así aquí os enseñaré la ruta por monumentos por comodidad para los que decidáis visitarlos.

..

Monumento a los Descubrimientos, Lisboa

..

El segundo día se inicia ante el majestuoso Monumento a los Descubrimientos, un monolito de 52 metros de altura con un mirador en la parte superior. Su construcción se inició en 1960 para conmemorar el quinto centenario de la muerte de Enrique el Navegante. En la parte que da cara al Tajo tiene forma de carabela, con 33 personajes que personifican la era de los descubrimientos.

..Monumento a los Descubrimientos, Lisboa

..

Entrar al monumento cuesta 3€ y, si subimos a la parte superior, gracias a un ascensor y a una pequeña escalinata, veremos un mosaico gigante que representa una rosa de los vientos con un mapa mundi rodeado de sirenas y navíos y que refleja la ruta que siguieron los antiguos descubridores. En mi opinión el único problema que tiene esta atracción es la altura del mirador, en la parte superior hay un muro de 1,50 m de alto, por lo que los niños y aquellos que somos algo más bajitos no apreciamos tan bien las vistas; aún así merece la pena.

..

Mosaico Monumento a los Descubrimientos, Lisboa  ..

Además este mirador nos regala una panorámica increíble con el río como protagonista, el puente del 25 de Abril, la estatua del Cristo Rey y el monasterio de los Jerónimos en el lado opuesto.

..

Puente 25 Abril, Lisboa

..

La entrada permite una vista al sótano del monumento, que ofrece exposiciones temporales y que merece la pena visitar. Actualmente trata sobre la construcción del monolito y su arquitecto.

..

Torre de Belem

..

Una vez en tierra firme y si tomamos el camino de la derecha, llegaremos a nuestro siguiente destino, la Torre de Belem. Es, junto a los tranvías, uno de los símbolos de la ciudad y Patrimonio de la Humanidad. En sus orígenes era una fortaleza para proteger la entrada al puerto desde el Tajo y desde aquí partían las carabelas en sus expediciones. Su interior aun conserva en buen estado los cañones y los calabozos para los prisioneros y los enemigos que intentaban atacar la ciudad.

..

Torre de Belem

Es de estilo manuelino, sus obras se iniciaron bajo el reinado de Manuel I y en ella vemos una influencia árabe que se refleja principalmente en la decoración de los arcos o las cúpulas La torre se divide en cinco pisos, en el quinto se encuentra la terraza con unas vistas maravillosas pero, a pesar de que la decoración exterior es muy llamativa, el interior es muy austero ya que piensa más en la practicidad que en lo ornamental.

Torre de Belem

La entrada, combinada con la entrada al Monasterio de los Jerónimos cuesta 12€, si sois estudiantes os aplicarán el 50% de descuento.

r

Monasterio de los Jerónimos, Lisboa

Nuestra siguiente parada es la iglesia y el claustro del Monasterio de los Jerónimos, la gran obra del arte manuelino.

 

Fue Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983 y su construcción se debe a la conmemoración del regreso de Vasco de Gama desde la India.

 

 

Monasterio de los Jerónimos, Lisboa

Su nombre se debe a que fue la residencia de los monjes de la Orden de San Jerónimo hasta que en el siglo XIX pasa a ser patrimonio del Estado. El claustro es la parte más espectacular, con un enorme patio central y una exquisita decoración plagada de elementos marítimos y de navegación.

Monasterio de los Jerónimos, Lisboa

Desde el segundo piso se puede acceder a la parte superior de la iglesia y a la tumba de Fernando Pessoa.

 

Monasterio de los Jerónimos, Lisboa

Quizás esta iglesia, junto al claustro, sea el edificio religioso más espectacular de la capital portuguesa, incluso más aún que la catedral. Las bóvedas de crucería con enormes nervaduras y las seis columnas interminables se abren en la cima como palmeras, elevando aún más la parte superior pareciendo no tener fin. La decoración nos recuerda a las iglesias góticas, un efecto que refuerza las vidrieras.

Monasterio de los Jerónimos, Lisboa

En la parte inferior podremos visitar la tumba de uno de los personajes más queridos por los portugueses, Vasco de Gama, que murió en 1924 durante su tercer viaje a la India en el cual se convierte en segundo Virrey y Gobernador de la India. Sus restos se trasladaron a Portugal en 1539, pero no será hasta 1880 cuando son trasladados al Monasterio.

 

Pasteles de Belem

El punto dulce a nuestra visita a Belem la ponen los famosos pasteles o pasteis de Belem. Es el dulce tradicional de la ciudad y uno de los mejores souvenirs que podemos regalar y llevarnos con nosotros de Lisboa para el camino de vuelta.

Se trata de un pequeño pastelito de hojaldre relleno de una crema ligeramente tostada. Estos pasteles tienen su origen en 1834, cuando comienzan a ponerse a la venta debido a la crisis que sufría la iglesia y los miembros del clero. Pronto se hacen famosos y se realizan con mayor asiduidad, llegando a adquirir la fama que tienen actualmente.

Prácticamente podéis encontrarlos en cualquier pastelería de la ciudad, pero sin dudarlo os recomiendo en la Fábrica de los Pasteles de Belem, en Rua de Belem 84-92. Normalmente hay una gran cola para poder comprarlos, pero suele ser rápido y merece la pena. Los sirven con sobrecitos de canela y azúcar glass que, al espolvorearlos en los pastelitos calientes, se funde y quedan aún más increíbles.

¡Una auténtica delicia para concluir nuestro viaje a Lisboa! 

3 Comments
  1. Te cuento que me voy a Portugal en mayo para conocer al menos una parte, estaré 5 días en Lisboa, 4 en Sintra y 2 en Oporto. En Lisboa estaré movilizándome en Metro y para el resto he alquilado un auto así podré hacer paradas y conocer algunas otras maravillas del camino. Si tienes algún consejo te lo agradeceré infinitamente, por ahora voy leyendo tus reseñas para ir ganando experiencia y claro está leyendo a Saramago para ir introduciendo el ambiente.

    1. ¡Te va a encantar! Lisboa tiene un encanto muy diferente a otras ciudades europeas. Tiene una cierta decadencia que enamora. Sobre todo no te dejes ningún mirador sin visitar, además suele haber artistas callejeros cantando y eso le da un toque mágico.

      Y aunque tengas coche, un día coge el tranvía, es casi algo obligado que hacer allí. No son caros y es otra forma de conocer la ciudad. Come todo el pescado/marisco que puedas, es muy económico y está exquisito.

      De Belem no te vayas sin comprar los típicos pasteles (y en la pastelería oficial, que son los realmente ricos).

      A mí me faltó por visitar el Convento do Carmo. Pero era un viaje expréss de fin de semana y no tenía tiempo, así que tú visítalo sí o sí!

      Me encantará ver tus entradas. Portugal es un país precioso al que tengo ganas de volver y a través de tus entradas es una buena opción!

      Un saludo!

      1. Gracias, de hecho que utilizaré el tranvía, el auto será a partir de Sintra en adelante y para ir hacia Oporto. Estoy muy emocionado y espero que llegue el día de partida, gracias por los datos

Leave a Reply

Your email address will not be published.