Tengo que reconocer que, por ahora, siempre que he viajado a lugares con los que llevaba años soñando he vuelto con una imagen súper positiva y sin sentirme decepcionada del paisaje que se mostraba ante mi. Pero no siempre es así, conozco a familiares y amigos que, tras visitar ese monumento tan anhelado, han sentido que hubiera sido mejor elegir cualquier otro destino del mundo. Hoy os traigo una recopilación de esas opiniones, las que no todo el mundo cuenta por el miedo a que el resto de viajeros se les echen encima o porque sí, porque a veces reconocer que nos hemos equivocado  de destino cuesta. ¿Tenéis curiosidad por leer las peores críticas de otros viajeros? ¡Pues no os perdáis esta entrada!

 

Cada año National Geographic elige cuáles son los diez monumentos más visitados del mundo, (pinchando aquí podéis leer el artículo) casi todos son destinos idílicos, con los que algunos viajeros llevan años soñando. La mayoría incluso son Patrimonio de la Humanidad y es por eso que se toman casi como lugares de peregrinaje, pero ¿qué pasa cuando la imagen que teníamos en mente sobre ese lugar no se corresponde con la realidad? ¿qué ocurre cuando el viaje de nuestra vida nos decepciona?

Aquí tenéis un ranking de los diez monumentos más visitados del mundo y las peores críticas recibidas a través de la red especializada en ello, Tripadvisor.

 

10. GOLDEN GATE, SAN FRANCISCO (ESTADOS UNIDOS)

Estoy segura de que no soy la única que se muere de ganas por visitar San Francisco y retratar con su cámara el puente más famoso de la historia. Miles de películas y series nos lo muestran como un imperdible y como un símbolo de la ciudad pero ¿es realmente tan bonito como lo imaginamos?

 

9. MONT SAINT-MICHEL (FRANCIA)

La pequeña isla rocosa en la región de Normandía es uno de los monumentos más visitado de Francia (aunque ya veremos que no es el único) debido a su increíbles vistas y a una arquitectura donde encontramos varios edificios superpuestos creando preciosos claustros de mármol y una terraza con vistas a toda la bahía. 3,2 millones de visitantes al año atestiguan su importancia, aunque no todo el mundo opina igual una vez llegan allí.

 

8. OPERA HOUSE, SYDNEY (AUSTRALIA)

Uno de los símbolos no solo del país, sino del continente. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad 2007 y es el edificio más buscado una vez que se llega a Australia. En su interior se realizan obras de teatro, ballet, musicales y óperas pero las críticas negativas coinciden en sus opiniones: entrar no merece la pena.

 

 

7. COLISEO, ROMA (ITALIA)

El Coliseo es una de las 7 maravillas del mundo moderno, pero muchos coinciden en destacar algunos puntos negativos en común: mala organización en las visitas guiadas y a la hora de comprar las entradas, considerar que el edificio no está bien conservado y el hecho de que te hagan vaciar las botellas de agua.

 

6. ESTATUA DE LA LIBERTAD, NUEVA YORK (ESTADOS UNIDOS)

Un icono de Nueva York, de nuevo retratada hasta la infinidad en películas y, una vez más, encontramos críticas a la organización: largas colas para coger el ferry, malas caras por parte del personal y considerar que el trayecto es demasiado largo para el tiempo que se disfruta de la estatua (además de considerarla demasiado pequeña).

¿Quizás en estos casos sea mejor disfrutar también del trayecto y no únicamente del destino final?

 

5. LA GRAN MURALLA CHINA (CHINA)

4. LA ALHAMBRA, GRANADA (ESPAÑA)

Si echamos un vistazo a las malas opiniones de la Alhambra, es muy difícil encontrar alguna sobre el monumento en sí ¿quién no podría estar enamorado de este precioso palacio?. Pero de nuevo es la organización la que consigue ensombrecer una visita que podría ser maravillosa.

¿Deberían las instituciones plantearse un cambio en este sentido?

 

3. TORRE EIFFEL, PARIS (FRANCIA)

Monstruo de hierro, sobrevalorada, mala organización (de nuevo), colas infernales para comprar los tickets de ascenso, cerrada sin previo aviso continuamente.. Un largo etcétera que no consigue que aquellos que visitan la ciudad se acerquen a conocer a la Dama de París.

 

2. PIRÁMIDES GIZA, EL CAIRO (EGIPTO)

De nuevo un viaje soñado. ¿Quién no ha deseado visitar de cerca las pirámides y perderse en su interior para descubrir cada detalle de la cultura egipcia? En este caso la falta de seguridad y la suciedad alrededor son las críticas más repetidas.

 

1. TAJ MAHAL, AGRA (INDIA)

En el primer puesto encontramos el viaje de peregrinación por excelencia. India, aquellos que la han visitado coinciden: o la amas o la odias. Su edificio más emblemático es el Taj Mahal, otra de las 7 maravillas del mundo moderno. Pintado con 10 tonalidades diferentes debido a que el sol podía alterar la imagen que querían mostrar; considerado uno de los edificios más románticos del mundo ya que fue construido por el amor que sentía el emperador por una de sus esposas, pero todos coinciden: no está bien cuidado, hay basura y suciedad a su alrededor y se camufla la pobreza de India para intentar atraer a más turistas.

 

Con este entrada no quiero desanimaros ante vuestros próximos viajes, simplemente mostrar que al viajar cada persona tiene una impresión diferente y que, el sitio que a nosotros nos maravilla a otros puede parecerles horrible y viceversa. En mi caso, la Torre Eiffel me parece maravillosa y creo que París no sería nada sin ella.

 

¿Alguno de vosotros ha visitado un lugar emblemático y se ha sentido en esta situación? ¿Conocéis a alguien que se horrorice ante la Fontana di Trevi, Machu Picchu o el muro de Berlín (por poner algunos ejemplos? ¿Cuál ha sido el sitio que más os ha decepcionado?

 

 

¡Espero vuestros comentarios!

1 Comment
  1. Muchas gracias por tu comentario!

    Realmente me ha costado encontrar opiniones que critiquen la belleza del sitio (aunque con tanto Photoshop como hay últimamente es normal sentirse algo decepcionado cuando visitas ciertos sitios). Quizás las organizaciones y empresas que se encargan de estas maravillas deberían empezar a tener en cuenta estos detalles que, a la larga, afectan al turista y les deja un sabor amargo en su visita.

    Pero sí, debemos mantener esa ilusión y capacidad de asombro, que al final es lo que nos hace disfrutar de un viaje!

    Un saludo!

Leave a Reply

Your email address will not be published.