Antonio Muñoz de Molina  escribió: Lisboa, una ciudad de luz dorada que perdura sobre las colinas con un esplendor como de lluvia reciente.

..

La primera impresión al visitar Lisboa es la de visitar una ciudad en la que el tiempo parece ir a otra velocidad, como si éste se hubiera parado hace 50 años mientras sus habitantes seguían con sus vidas. La arquitectura de la ciudad nos recuerda tiempos pasados y ciudades de ensueño como La Habana. La ciudad de las siete colinas nos muestra un lugar para soñadores y bohemios que enamora a todo aquel que la visita. 

Tranvía de Lisboa

Empezamos nuestro viaje cogiendo el mítico tranvía 28, es la línea más famosa de la ciudad ya que recorre varios monumentos importantes y muy emblemáticos de Lisboa. Este tranvía tiene más de 100 años; los primeros se instalaron en 1901 y hoy en día siguen cumpliendo su cometido, recorriendo las estrechas callejuelas y las cuestas de la ciudad. Los tranvías mantienen el mismo toque bohemio y antiguo que presentaban en sus inicios. El mismo tono amarillo y detalles cromados con paneles y ventanas de madera que transportan al visitante a otra época.

El recorrido parte del parque Martim Moniz, en el centro de la ciudad hasta el Campo Ourique, aunque también puede tomarse en sentido contrario. En nuestro caso, tomamos el tranvía frente a la Basílica da Estrela, y 45 minutos después nos bajamos en el barrio más mítico de la ciudad, la Alfama, cerca del Panteón para poder hacer el recorrido cuesta abajo. El trayecto cuesta 2,85€ por persona y durante éste recorremos puntos como la Plaza de Luís Camões, uno de los emplazamientos claves de la revolución de los claveles, que instauró en 1974 la democracia en el país; a nuestra derecha dejamos también atrás la Plaza del Comercio y la Plaza del Rossio, la Catedral, el mirador de Santa Luzia, Sao Vicente da Fora y el Panteón, donde nos bajaremos para iniciar nuestro recorrido a pie.

 

 

Tras recorrer un pequeño mercadillo bastante vintage y pintoresco visitamos el Panteón Nacional de Lisboa, una inmensa construcción barroca que se impone frente al resto de casitas que la rodean. Como dato curioso comentar que la antigua iglesia que hoy es el panteón, comenzó a construirse en el siglo XVII pero se prolongó en el tiempo hasta 1966, por lo que cualquier obra que dura algo más de lo previsto se compara con ésta a modo de broma.

 

Panteón de Lisboa

Panteón de Lisboa

En su interior descansan presidentes de Portugal, celebridades y personajes importantes como Vasco da Gama. La entrada está entre los 2€ y los 4€, dependiendo de si tenéis algún descuento por ser estudiantes, mayores de 65 años o tener alguna tarjeta especial.

 

Calles de Lisboa

..

Desde el Panteón tenemos vistas a una típica postal lusa, las fachadas de colores de las casas lisboetas. Un lugar maravilloso para fotografiar.

..

Miradores de Lisboa

..

Mirador Lisboa

..

Siguiendo nuestro descenso por las callejuelas de la ciudad, llegamos al mirador das Portas do Sol, considerado como uno de los mejores miradores de Lisboa. Como podéis ver en la imagen, la panorámica desde aquí es increíble. De nuevo casas en color pastel con el azul del Tajo de fondo y música callejera en directo.

..

Lisboa

..

Junto al mirador hay una pequeña plaza presidida por el patrón de Lisboa, San Vicente que se muestra sosteniendo un barco con dos cuervos; el cuervo es uno de los símbolos de la ciudad y aparece representado incluso en su bandera.

..

..

Lisboa

Desde aquí, nos dirigimos hasta el Castillo de San Jorge. Para llegar a él hay que subir una empinada cuesta, pero normalmente hay músicos para amenizar este camino y decenas de vendedores que ofrecen pequeños trazos de la ciudad. El Castillo de San Jorge tiene más de ocho siglos de historia; en sus inicios era una fortificación musulmana conocida como Castelo dos Mouros, pero a mediados del siglo XII Alfonso Henríquez, el primer rey de Portugal, consiguió reconquistarla y la rebautizó por la devoción al mártir. Dutate el siglo XVI fue usado como Palacio Real, llegando incluso a acoger a Vasco de Gama tras su viaje a la India. en 1755, Lisboa sufrió un gran terremoto que dejó el castillo en ruinas, hasta el siglo XX no se iniciaron las restauraciones. La entrada al castillo cuesta 7,5€ y también ofrece descuentos, además de visitas guiadas.

292159_10150817458056628_1817277126_n

 

En el interior se puede disfrutar de un paseo por sus jardines entre patos y pavos reales y de unas vistas que dejan sin aliento.

 

Al salir nos encaminamos hacia la Catedral de la Sé a través de pequeñas calles empedradas y que nos muestran más miradores, como el de Santa Luzia, en el que merece la pena descansar unos minutos, y rincones y edificios cubiertos de azulejos.

 

Catedral Lisboa

 

La Catedral de estilo románico es uno de los pocos edificios que sobrevivieron a los terremotos e incendios que ha sufrido la ciudad. Está edificado sobre una antigua mezquita tras la reconquista de Lisboa durante la Segunda Cruzada. En un principio era conocida como Santa María la Mayor, pero a finales del siglo XIV comenzó a ejercer como catedral. En ella encontramos una mezcla de estilos arquitectónicos considerable, su estructura externa es de esencia románica pero el interior es más correspondiente al arte gótico mientras que el claustro es similar al del Monasterio de los Jerónimos. En el siglo XX sufrió una restauración que la dota del aspecto que luce hoy día. 

..

Interior Catedral Lisboa Interior Catedral Lisboa

 

En su interior se encuentran los restos del patrón, San Vicente que, según cuenta la leyenda, dos cuervos acompañaron a su ataúd en el traslado a la ciudad.

 

 

Terminamos este primer día en Lisboa en la Plaza del Comercio y sus alrededores. En ella se localizaba el Palacio Real, pero tras el seísmo de 1755, el Marqués de Pombal construyó esta plaza en forma de U con edificios porticados. Nos da la bienvenida el Arco Triunfal de la Vía Augusta, tras cruzarlo vemos que vigila el centro de la plaza la estatua ecuestre de José I, el monarca que vivió el terremoto y que simboliza el fin de los trabajos de reconstrucción de Lisboa tras la catástrofe.

..

Lisboa

 

Os aconsejo que, una vez allí, os acerquéis a la orilla del río donde aún se encuentra la escalinata que utilizaban para sus desembarcos los monarcas. Desde allí y si continuáis hacia la derecha, hay un bonito paseo con vistas al Puente 25 de Abril, el puente colgante más alto de Europa y que recuerda al Golden Gate de San Francisco. 

 

Lisboa

 

 

5 Comments
  1. Gran entrada! Lisboa es una ciudad preciosa y con un encanto muy particular. Las fotos y descripciones representan perfectamente la esencia de esta ciudad. Estoy deseando ver como continuaste ese gran viaje. Enhorabuena por tu blog!!

  2. Gracias por este post. Tuve la suerte de hacer mi Erasmus en Lisboa, y quedé tan enamorada de esta ciudad que sólo con leer esta entrada y ver las fotos, he revivido ligeramente algunos de los momentos que he vivido allí, y hasta he contenido las lágrimas de la nostalgia. Esta ciudad no es París, no es Nueva York ni Venecia, pero tiene algo especial que me hará volver a visitarla. Un saludo 🙂

  3. Gracias por el post, me inspira lo que se viene, una consulta, recomiendas algún restaurante o mercado donde se pueda disfrutar la comida típica de Portugal, en Belem, adicionalmente a los pasteles, sabes si hay algún buen restaurante de frutos frescos del mar. Gracias por los consejos que me puedas proporcionar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.