¡Buenos días desde Sevilla! Empieza para nosotras una pequeña ruta por algunas ciudades andaluzas que me han acompañado tanto en mi niñez y mi adolescencia. Una ruta exprés pero visitando los lugares más emblemáticos de cada ciudad y disfrutando mucho de la gastronomía andaluza.

 

Hace un par de semanas comenté a una de mis mejores amigas que me marchaba un par de días a casa para ver a mi familia antes de uno de los grandes viajes del año que se aproximan. Charlando, surgió la idea de hacer una pequeña ruta por algunas ciudades para que ella pudiera descubrir la belleza del sur, pero se quedó en standby.

Hace menos de una semana, retomamos la idea y compramos los billetes, que estas cosas es mejor si son espontáneas y no las piensas demasiado. Además, la oferta era demasiado buena. Tras mirar los precios de los billetes de avión y descubrir que ida y vuelta Ibiza – Málaga únicamente costaba 25€, no podíamos dejarlo escapar.

Con los billetes ya en nuestro poder toca decidir la ruta e incluir la mayor cantidad de ciudades en tiempo récord y ajustándolas por distancias para no perder demasiado tiempo en los transportes, pero eso os lo iremos mostrando día a día para que sea una sorpresa. Aunque sé que escribir el primer día de viaje no tiene demasiado interés turístico, sí que tiene una recomendación gastronómica que os puede interesar mucho, así que ¡empezamos!

Nuestro viaje comienza en Formentera, como casi todos los que os narro aquí. En esta ocasión me acompaña una de mis mejores amigas, la conocí el primer año que llegué a la isla y,desde entonces, nos hemos hecho inseparables y nuestra relación es más de hermanas que de amigas. Por si queréis cotillear sus redes (ya que tiene muy buenas ideas y un Instagram digno de ojear) aquí os dejo su usuario @pauyern

A las 10 de la mañana estábamos de camino a Ibiza, con bastante antelación ya que tenía que acercarme al Centro Internacional de Vacunación para los últimos preparativos del gran viaje. Con todo en orden en lo relacionado con este tema, cogemos un taxi rumbo al aeropuerto. El precio desde el puerto de Ibiza al aeropuerto fueron 19,80€, por si os sirve de orientación si viajáis a Ibiza.

El avión salía a las 15:25 rumbo a Málaga, con Ryanair. Desde hace poco la compañía ha tomado la «maravillosa» decisión de cobrar para poder ir juntos en los asientos, así que cada una estábamos en una fila diferente. Tuvimos mucha suerte ya que la señora que estaba justo a mi lado se cambió por Paula y pudimos volar juntas. En el vuelo además conocimos a un chico canario que nos estuvo contando algunas cosas de sus viajes.

 

 

 

 

Llegamos al aeropuerto de Málaga antes de las 5 de la tarde, justo antes de coger el vuelo habíamos contratado un Blablacar para nuestro camino a Sevilla, así que en cuanto lleamos cogemos un autobús que va desde el aeropuerto a María Zambrano por 3€.

A las 6 estábamos ya en el coche de camino a Sevilla, donde llegamos a las 9 de la noche y, tras dejar las maletas en el piso de mi hermano y cambiarnos de ropa, nos acercamos a la Alameda de Hércules a cenar.

Sevilla no nos recibe con su mejor cara, llueve bastante peero (aunque no estemos de acuerdo con eso de que «La lluvia en Sevilla es una maravilla», tenemos muchas ganas de un buen tapeo sevillano y ponemos rumbo a uno de mis sitios favoritos para cenar.

El último año que viví en Sevilla, mi piso se encontraba en la Alameda de Hércules y continuamente salía a cenar o tapear a medio día por aquí. Así fue como descubrí Arte y Sabor, un pequeño restaurante con mucha, mucha sabrosura. 

 

 

Nuestra cena de bienvenida consistió en varias tapas a compartir como salmorejo, carpaccio de ternera, croquetas variadas, patatas aliñadas, mousse de foie de pato, queso de cabra con mermeladas y brownie de chocolate y tarta de tres chocolates para darle el toque dulzón a la noche. La comida aquí es espectacular, se cena de lujo, pero además tuvimos un camarero que nos hizo reír durante toda la velada con sus bromas y sentido del humor.

Si venís a Sevilla y pasáis por esta zona, no dudéis en probar Arte y Sabor, además el precio no estuvo nada mal 55€ en total (13,75€ por persona para tanta cantidad de comida es un precio muy razonable, ¡o yo estoy tan acostumbrada a los precios de Formentera que comer en el sur me parece un lujo!)

Es un primer contacto muy básico con la ciudad, mañana visitaremos los puntos más emblemáticos de la ciudad y necesitamos reponer fuerzas para todo lo que nos espera por delante. Sevilla, mi Sevilla, nos espera y no podemos tener más ganas de ella.

¡Os espero mañana para contar qué tal nos ha ido!

1 Comment

  1. Raquel 30 octubre, 2017 at 9:27 am

    Disfrutad preciosas! Me encanta veros juntas!

    Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *