Si cerramos los ojos y pensamos en un pueblo típico andaluz, nos vendrá a la mente uno con casitas blancas encaladas, calles empedradas y el sol colándose por cada rincón. Un pueblo con patios llenos de macetas de barro y portones de madera de color.

Si os pido que penséis en un pueblo andaluz, seguro que viene a vuestra mente Vejer de la Frontera, uno de los pueblos más bonitos de España.

 

Continuando en nuestro recorrido por Andalucía, hoy os propongo un recorrido por sus calles, impregnadas de arte y cultura andaluza.

¿Te unes a recorrer Vejer conmigo?

  1. PLAZA DE ESPAÑA, EL CENTRO NEURÁLGICO DE VEJER

Plaza España Véjer de la FronteraComienza nuestra visita y ¡tenemos una anfitriona que nos da la bienvenida por todo lo alto! Nuestra primera parada no podía ser otra que Plaza de España.

Esta plaza fue utilizado en los siglos XVI y XVII por caballeros e hidalgos para celebrar eventos y festejos taurinos.

Lo que más llama la atención  es la fuente de azulejos sevillanos ubicada en pleno centro en la que hay pequeñas ranas adornándola. Es conocida como la Fuente de los Pescaitos.

A su alrededor se encuentra el Ayuntamiento y el juzgado de Vejer, ambas camufladas entre preciosas buganvillas y palmeras que terminan de dotar a la plaza de un ambiente estupendo para pasear y tomar algo en sus bares.

 

Si empezamos a caminar en pocos minutos habremos llegado a nuestra siguiente parada, uno de los edificios más antiguos de Véjer de la Frontera.

2. EL CASTILLO

Quizás el edificio más antiguo de la ciudad, construido en la parte más alta durante los siglos X y XI durante el reinado de Abderraman I. Fue declarado Monumento Nacional en 1931 y Bien de Interés Cultural en 1985.

La entrada es gratuita y accede a través de una única puerta enmarcada en un arco de herradura que recuerda su pasado árabe.

En el interior podemos encontrar dos patios; uno principal donde se encuentra el aljibe para la recogida de aguas de la lluvia, y uno secundario o patio de armas desde donde se ven las torres vigías y almenas a las que se puede acceder para ver las vistas de la campiña de Véjer.

Su horario es de 10:00 a 14:00  y de 17:00 a 20:00 de Lunes a Sábado y de 10 a 14:00 los domingos.

3. ARCO DE SANCHO IV

Arco Sancho IVMuy cerquita encontramos nuestro próximo alto en el camino, el Arco de Sancho IV.

Esta es uno de las cuatro puertas de Vejer de la Frontera. Se encuentra en el flanco norte del recinto amurallado y se encuentra orientada a Medina Sidonia.

El arco además esta adornado con la escultura que homenajea a Juan Relinque, un héroe de Vejer por ser el defensor de unas tierras comunales conocidas como Hazas de Suerte. Al parecer, en 1288, tras la expulsión de los musulmanes y la repoblación de Vejer, el rey Sancho IV concedió unas tierras a los vecinos. En el siglo XVI el duque de Medina Sidonia intentó adueñarse de estas hazas. El pueblo, con Juan Relinque a la cabeza, iniciaron unas revueltas para impedirlo. En 1566 una sentencia devuelve las tierras a los habitantes de Vejer.

Desde aquí accederemos a una de las calles más famosas del pueblo, la Calle Corredera; donde se encuentran la mayoría de restaurantes y bares y unas vistas a los molinos de viento preciosas.

4. CALLE CORREDERA Y POEMA DE JOSÉ MARÍA PEMÁN

Vejer de la Frontera

Si continuamos por la Calle Mayorazgo llegaremos a la famosa Calle Corredera, un paseo con un mirador natural a la campiña vejeriega.

Caminando a lo largo de la calle llegaremos al azulejo que muestra el poema que Jose María Pemán dedicó a Vejer de la frontera.

¡Vejer!
Si fueses una mujer
yo de ti me enamoraría.
Cobijada en la luz clara
el molino
juega ese juego divino
de ser viento que es su ser.
El aire pide un destino
y el viento grita ¡Vejer!

5. CALLE NUESTRA SEÑORA DE LA OLIVA E IGLESIA DEL DIVINO SALVADOR

Nos adentramos por fin en pleno corazón de Vejer de la Frontera, uno de los pueblos más bonitos de España y llegamos a la calle principal. Nuestra Señora de la Oliva.

Es, sin duda, una de las calles más bonitas del pueblo y rodea la Iglesia del Divino Salvador, la iglesia más importante que encontraremos en nuestra visita.

El templo está construido en la zona más alta de la ciudad, sobre una antigua mezquita. Recibe su nombre al día del Salvador, el 6 de Agosto ya que es el día en el que Fernando III (también conocido como El Santo), conquistó la ciudad.

La iglesia consta de dos entradas, una justo aquí, en la Calle Nuestra Señora de la Oliva, y la otra en la Plaza del Padre Ángel, donde encontraremos además un campanario.

6. ARCO DE LAS MONJAS

Arco de las MonjasEs, sin duda, una de las imágenes más buscadas y lo que hace de Vejer de la Frontera uno de los pueblos más bonitos de España.

Como decía, es la calle más emblemática y más fotografiada de Vejer de la Frontera. Es el punto que da acceso al Barrio de la Judería; pero no nos adelantemos aún.

En esta calle encontraremos una sucesión de arcos a modo de contrafuertes que sustentan el muro lateral del convento que visitaremos más adelante. A raíz del terremoto de Lisboa del siglo XVIII, se tomó la decisión de reforzar este zona; dando lugar a lo que podemos visitar actualmente.

Al fondo, enmarcado por el último arco, se puede ver una preciosa estampa del pueblo.

7. LA JUDERÍA

Tras cruzar el Arco de las Monjas llegamos a la Calle Judería.

Esta calle es el claro ejemplo del carácter defensivo de la ciudad ya que aquí se ven las antiguas murallas de dos metros de grosor que aumentan en la zona de las puertas de entrada.

Las murallas son del siglo XIII y actualmente se conservan en perfecto estado, especialmente en las cuatro puertas de entrada a la ciudad (el arco de La Segur, el arco de la Puerta Cerrada, el arco de la Villa y el arco de Sancho IV) al igual que las tres torres de defensa que la flanquean.

8. MIRADOR DE LA COBIJADA

Nuestra siguiente parada es uno de los mayores símbolos de nuestra visita a Vejer, la escultura de La Cobijada. Si caminamos por la Calle Judería, tras atravesar un arco, llegamos a ella.

mirador La Cobijada

La escultura muestra a una mujer envuelta en la cobijada, el traje típico de la población entre los siglos XVI y XVII. La cobijada tiene claras algunas reminiscencias al mundo islámico, ya que la cubre entera dejando al descubierto únicamente los ojos.

Este tipo de traje fue prohibido en 1936, ya que durante una temporada se utilizó como atuendo para cometer delitos. En 1976 se recupera de nuevo la cobijada, y actualmente se utiliza únicamente en las Fiestas Patronales (del 10 al 24 de agosto).

Para los que tenéis curiosidad, el traje se compone por unas enaguas blancas con tiras bordadas, una blusa blanca con encajes, una saya negra a la cintura y el mantón negro que cubre totalmente a la mujer.

9. ARCO DE PUERTA CERRADA

Puerta Cerrada VejerJusto al lado, a unos escasos pasos de La Cobijada, se encuentra el Arco de Puerta Cerrada. Se encuentra al inicio de la Calle Mesón de Ánimas y es otro de los puntos marcados en cualquier ruta por Vejer de la Frontera.

Este arco recibe su nombre debido a que durante varios siglos permaneció cerrada para impedir que entrasen los piratas en a judería. Este era el punto de acceso al camino que comunicaba por el mar, y era un punto de continuas invasiones.

Actualmente, como podéis ver, no está cerrada y es un lugar muy fotogénico.

10. LA FAMOSA PUERTA AZUL

No hay instagramer que se precie y que haya visitado Vejer de la Frontera, que no tenga una foto en la famosa puerta azul.

A nivel histórico o simbólico no tiene mayor relevancia, pero seguro que os consigue muchos likes en vuestra cuenta.

11. CONVENTO DE LAS MONJAS CONCEPCIONISTAS / MUSEO MUNICIPAL DE COSTUMBRES Y TRADICIONES

Deshacemos nuestros pasos y nos dirigimos a la Calle Ramón y Cajal, donde se encuentra otro de los grandes edificios de Vejer de la Frontera, el Convento de las Monjas Concepcionistas.

Fue construido en 1552 por Juan de Amaya con la intención de que fuese su lugar de enterramiento y el de su mujer.

El edificio tiene una portada renacentista, ya que fue construido en ese periodo artístico y en su interior alberga el Museo Municipal de Costumbres y Tradiciones de Vejer.

El horario de visitas es de lunes a sábado de 10:00 a 14:00 y de 16:30 a 18:30 y la entrada cuesta únicamente 1€, aunque los jueves es gratuita.

12. ARCO DE LA SEGUR Y MUSEO DE VEJER

museo Vejer de la FronteraRodeando la iglesia llegaremos al Arco de la Segur, construido en el siglo XV por orden de los Reyes Católicos. Se trata de un arco de medio punto y recibe su nombre por el relieve de mármol que hay sobre él y muestra un hacha o segur, simbolizando el poder judicial de Roma.

Tras atravesar el arco, llegaremos a la Calle Marqués de Tamarón hasta alcanzar el Museo de Vejer. Es el más importante de la ciudad y se encuentra en una antigua casa de finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII de estilo neoclásico.

Antiguamente era el Palacio del Marqués de Tamarón y en su interior se encuentra una colección con toda la historia y arqueología de Vejer de la Frontera y la exposición de todas las pinturas de la artista Julia Relinque.

13. EL RINCÓN DEL BESO

Si, Vejer de la Frontera es uno de los pueblos más bonitos de España. Pero también uno de los más románticos.

Es por eso que no os podéis marchar sin visitar el Rincón del Beso; justo en la esquina entra la calle Viñas y la calle San Filmo.

14. ARCO DE LA VILLA

Es uno de los puntos más transitados del pueblo. Es uno de los accesos a Plaza de España. En sus orígenes era la puerta principal de entrada a la ciudad, aunque no conserva el aspecto original.

En su exterior muestra una placa conmemorativa de la reconquista de la ciudad en la época del islam.

15. MERCADO GASTRONÓMICO DE SAN FRANCISCO

Por último, pero no por ello menos importante, tenemos el mercado de San Francisco.

Estoy segura de que si habéis viajado hasta aquí, no es únicamente por su arquitectura e historia. Vejer de la Frontera es un destino gastronómico muy importante en el turismo de Andalucía.

Es por eso que la última parada de nuestro día es el mercado de San Francisco, la antigua plaza de abastos que hace años fue transformada en un mercado gastronómico donde saborear los productos típicos como el marisco y atún fresco, el lomo en manteca, los quesos con membrillo, el pescaito frito y las chacinas; todo acompañado de un buen vino.

Aunque ha sido reformado, conserva los puestos más tradicionales como las pescaderías o carnicerías donde poder comprar sus productos sin necesidad de comerlos en el instante.

El mercado abre cada día, aunque por las mañana funciona como una plaza de abastos tradicional; mientras que los domingos por la mañana y desde medio día actúa como un lugar donde el turismo de gastronomía se adueña de todo.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: