¿Qué tal ha ido vuestro verano? Acaba de llegar Septiembre y con él los últimos rayitos de sol de los que calientan hasta el alma  se marchan. Empiezan las noches más fresquitas, los días de sacar las chaquetas y los jerseys ( aunque aún quedan muchos momentos para llevar sandalias, me niego a guardarlas en el armario). Yo soy una amante de esta época, al vivir en una isla tan bella como Formentera es imposible no disfrutarla al máximo. Para los que sois como yo y el verano es vuestra estación favorita, aquí os dejo un pequeño resumen de estos meses y una excusa para visitar mi isla en una entrada más personal y que espero que os ayude a conocerme más.

 

Viva el verano y las ganas de comerse el mundo, de salir a la calle. Que sea el tiempo de problemas del tipo cuánto tiempo llevo tomando el sol de este lado, igual debería darme la vuelta ya si no quiero estar blanca, problemas que no lo son vaya.

Adoro que la banda sonora del verano sean canciones con ritmo de bombo y caja y disfrutarlas con un buen mojito.

Que viva el color rosado de las bunganvillas coloreando las calles de mi isla.

Me encantan las visitas de amigos y de familia y ver cómo disfrutan del verano en el paraíso. Me encantan las colas en el baño para ducharse en dos minutos porque nos espera una puesta de sol.

Las fotografías improvisadas pero que parecen de catálogo, las risas y los buenos momentos.

Los abrazos de mamá y sus mimos.

Las meriendas de higos recién cogidos del árbol, de los que saben de verdad a fruta y quitan el sentío’.

Vivan las nuevas amistades, las que te hacen recuperar la ilusión y te hacen preparar el capazo en cinco minutos para salir a bucear o a tomar fotografías en la puesta de sol. Las que con una sola tarde ya parecen conocerte de toda la vida y te abren un abanico de planes nuevos que estás deseando aprovechar.

 

Vivan los desayunos sanos, con bien de aguacate y zumos naturales, vivan las comidas a la orilla del mar y las cenas con marisco y pescado rico, rico en buena compañía.  

Las salidas en barco y ver cómo el sol cambia el color del cielo y del agua al esconderse. Las fiestas de la Virgen del Carmen y todas las barquitas llenando las aguas del Mediterráneo.  

Decidir salir a la aventura y bucear o hacer espeleología.

Que viva la época donde los tomates saben a tomates y que viva el gazpacho fresquito recién hecho de mi madre.

Me chifla reencontrarme con mi hermano después de meses sin vernos, hacer planes diferentes cada año: kayak, excursiones, paseos, cenas..

Las tardes de miércoles y domingos de mercado hippie, de acordes de guitarra y versiones de canciones.

El olor a salitre, el dorado en la piel, las marcas de bikini, ¡la arena hasta en las sábanas! Las chumberas, las higueras y los cactus adornando el paisaje.

Las tardes de lectura en la playa con el sonido del mar de fondo.

Vivan las nuevas ilusiones, los amores de verano aunque lleguen con los últimos rayos de sol, pero ¡cómo alegran el corassón!

Viva hacer mil y una fotografías, generar muchos recuerdos que remirar y recordar.

 

 

¡Bienvenido Septiembre! Pórtate bien conmigo y regálame un otoño maravilloso (aunque los planes prometen y ¡estoy segura de que será así!)

 

3 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.