Ljubljana
Plaza Mestni (Ljubljana)

Camuflada por sus vecinas, Austria, Italia y Croacia, se encuentra la desconocida Eslovenia. Su capital, Ljubljana, es perfecta para visitar en un día; mantiene el equilibrio perfecto en su tamaño: lo bastante grande para sorprenderse con su arquitectura  pero lo suficientemente pequeña para visitarla en un día. La mezcla de su arquitectura Art Nouveau, y lo clásico de su castillo en la colina la convierten en una ciudad de cuento.

Con un ambiente de pueblo pequeño pero con todo lo imprescindible como capital europea, Ljubljana es el lugar ideal para una escapada corta y al alcance de la mano. Considerada la capital verde del país verde, el punto de encuentro de estudiantes universitarios y eventos artísticos; Ljubljiana ofrece todo lo necesario para que disfrutéis con vuestro viaje. Para aquellos que estáis pensando en viajar y no tenéis un destino en mente, os propongo esta entrada con lo todo lo que visitar en Ljubljana en un día. Espero que lo disfrutéis.

CATEDRAL DE SAN NICOLÁS:

visitar ljubljana catedral
Catedral de San Nicolás, Ljubljana

La catedral de San Nicolás es una de las paradas obligatorias en nuestra lista de qué visitar en Ljubljana en un día.

Es uno de los edificios con más historia de la ciudad, ya que originalmente era una iglesia románica que data del año 1262.

Tras un incendio en 1362, pasó a reformarse y adoptar un estilo gótico y en 1701 pasó al estilo barroco actual, con planta de cruz latina y capillas en los laterales.

Prácticamente desde cualquier punto de la ciudad, es reconocible su cúpula verde y las dos torres gemelas que la guardan.

El acceso al interior es gratuito y dentro podréis apreciar unos maravillosos frescos.

La puerta principal está hecha de bronce y representa los 1.250 años de cristianismo en el país.

 

PUENTE DE LOS DRAGONES

VISITAR LJUBLJANA
Puente de los dragones, Ljubljana

El símbolo por excelencia de la ciudad es el dragón; de hecho Ljubljana es conocida como la ciudad de los dragones (incluso en la bandera del país aparece un dragón verde).

Es por eso que uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad es el famoso Puente de los Dragones (Zmajski Most); uno de los puentes más antiguos de Europa.

Su construcción se inició en 1900, en hierro y hormigón y en tan sólo un año pasó a ser uno de los puentes más grandes del continente.

En total son cuatro dragones, uno en cada esquina. Existen dos leyendas que nos hablan sobre ellos; la primera habla sobre Jasón y los Argonautas y cuenta que llegaron a Eslovenia en su huida del Mar Negro con el vellocino de oro. Según esta leyenda, fue aquí, en el Ljubljanica, donde mataron al dragón que vivía en el río.

La segunda leyenda, más local, asegura que si una mujer virgen atraviesa el puente uno de los dragones mueve su cola.

ALGUNOS DATOS QUE DEBERÍAS SABER

Idioma del país

El idioma oficial es el esloveno (slovenski jezik) hablado por el 97% de la población; aunque el italiano y el húngaro son aceptados en las regiones donde hay mezcla étnica en las zonas fronterizas con Italia y Hungría. Incluso los pasaportes expedidos en esas zonas son bilingües.

Tercer país de Europa con más bosques

Aproximadamente un 60% del territorio esloveno está conformado por bosques (y va en aumento). Cada año se plantan más de un millón de árboles.

Saludo esloveno

En Eslovenia la gente no acostumbra a saludarse como hacemos en España y en muchos países europeos. Al contrario que nosotros, ellos no se dan dos besos, sino que se estrechan la mano.

Transporte

Eslovenia está muy bien conectada con todos son países vecinos, además de Croacia, Alemania, Bosnia y Serbia tanto en tren como en autobús a precios muy asequibles. Moverse dentro de país también es muy sencillo. Los billetes pueden comprarse en la estación de autobuses (avtobusna postaja) o pagar el billete al conductor. Los precios son uniformes, sin importar la compañía.

Distancia

  • 45 minutos en autobús del aeropuerto
  • 1 hora y 20 minutos en autobús al Lago Bled
  • 2 horas en autobús a las Cuevas Postojna

Un consejo

Si llegas a Eslovenia por avión, haz todo lo posible por ocupar la ventanilla. Contemplar el paisaje de montañas y bosques verdes es hipnotizante.

PLAZA PRESEREN E IGLESIA DE LA ANUNCIACIÓN.

visitar ljubljana
Iglesia de la Anunciación, Ljubljana

El centro de la ciudad está dedicada al poeta esloveno France Preseren. Una escultura de bronce del artista preside la plaza más popular de la ciudad con la iglesia de la Anunciación como telón.

El templo actual es del año 1669, aunque hay indicios de dos construcciones anteriores.

La entrada es gratuita y su fachada es una de las imágenes más populares (y una de las zonas más fotografiadas de la capital).

Su construcción viene tras la orden de los franciscanos  y supuso una cambio en la arquitectura eslovena, ya que seguía el estilo barroco con influencia italiana.

Toda la plaza está rodeada de edificios que siguen el estilo del Art Nouveau, repletos de colores, toques extravagantes y orientales y con geometrías muy novedosas.

En la parte opuesta a la escultura del `poeta, se encuentra la escultura de su amada, Julija, asomada en el balcón donde vivía realmente.

 

LOS TRES PUENTES

Sin duda, uno de los puntos más buscados de la capital y uno de los imprescindibles que visitar en Ljubljana en un día.

El Puente Triple (Tromostovje) es obra de Plecnik y suele ser el punto de partida a la hora de visitar Ljubljana.

Triple Puente, Ljubljana

La peculiaridad de este puente es que cruza el río en tres brazos, conectando la plaza Preseren con el casco viejo de la ciudad.

Se trata de un puente de piedra, construido en 1.842 para sustituir otro puente de madera construido antes de 1.820 y que era de gran importancia para su población al unir el noroeste de Europa con el sur del continente y de la zona de los Balcanes.

LJUBLJANA EN IMÁGENES

CASTILLO LJUBLJANSKI GRAD

Castillo Ljubljana
Castillo de Ljubljana

El Castillo de Ljubljana nos lleva a los orígenes de la ciudad, concretamente al siglo XII, cuando se construyó la primera fortaleza de madera.

El castillo es el punto que domina y vigila sigilosamente la ciudad.

En 1335 comienza las reformas que empezarían a dotarle de su aspecto actual (la torre y la capilla de San Jorge son de esa época); en 1511 se reconstruye debido a los daños que sufrió tras un terremoto.

Se puede subir tanto a pie, disfrutando de la ciudad, como desde el funicular que se puede tomar en la plaza del ayuntamiento. Desde arriba se puede disfrutar de las vistas de la ciudad y su alrededor.

La entrada cuesta 7,5€, si le añadís el ascenso en funicular serán 10€ y los horarios varían en función al mes en el que visitéis la ciudad. Podéis consultar el resto de información en su página web.

AYUNTAMIENTO Y PLAZA MESTNI

Ayuntamiento Ljubljana
Ayuntamiento Ljubljana

 

 

En la conocida como zona vieja de la ciudad (Mestni) se encuentra el Ayuntamiento Ayuntamiento o Magestrat.

Data del año 1484 y es el inicio de un recorrido donde los edificios se cargan de un ambiente medieval que te atrapa y enamora.

Presidiendo la plaza se encuentra la fuente de Robba, inspirada en la Piazza Navona de Roman y el ayuntamiento, con una imponente fachada de inspiración veneciana.

En su interior, en el vestíbulo se puede contemplar el antiguo escudo de armas de la ciudad y una escultura de Hércules del siglo XVIII.

PLAZA DEL CONGRESO Y EDIFICIO DE LA FILARMÓNICA

Academia Filarmónica de Ljubljana

La plaza del Congreso de Ljubljana es otra de las principales plazas de la ciudad.

Fue construida  en 1821 para el Congreso de la Santa Alianza, de ahí su nombre.

Muchos de los acontecimientos históricos del país han sucedido en este lugar, por ejemplo, la proclamación de la independencia de los estados eslovenos, croatas y serbios o el recibimiento a los soldados liberados tras la Segunda Guerra Mundial.

Consta de varios edificios de gran importancia como la rectoría de la universidad, la iglesia ursulina, el Kazina o la filarmónica eslovena.

Un país, a mitad de camino entre los Alpes Julianos y el Mediterráneo, por descubrir. Una ciudad con pocos los lugares emblemáticos pero con calles que te transportan a otra época y que se recorre a pie con facilidad, permitiéndote sentirte parte de su pasado.

Aunque en comparación con sus vecinas pueda parecer menor, la oferta cultural de Ljubljana es amplia. Los viviendas y restaurantes del centro son ejemplos de la época vivida de art nouveau y cómo puede adaptarse al paso de los años.

DÓNDE COMER EN LJUBLJANA:

  • KLOBASARNA   Un local muy pequeñito especializado en salchichas a un precio súper económico.
  • DAST IST VALTER  Restaurante de comida típica de los Balcanes. Raciones abundantes y a buen precio. Aquí se puede probar el mejor čevapčiči de Liubliana, la salsa kajmak (una crema blanca tipo nata) y ajvar (una salsa de pimientos asados).
  • BAR CEZ ČESTO  Un local pequeño en pleno centro para entrar en calor con un chocolate caliente o un panini para reponer fuerzas. La decoración es muy original.
  • CAFÉ ROMEO   Para poner el punto dulce a nuestra visita. Tienen una carta de creps infinita (además de comida con toques mexicanos) que os hará la boca agua.
No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.