Si Eslovenia debe su fama a alguien es al Lago Bled. Situado al noroeste del país y a tan sólo 45 minutos de Ljubljana, se encuentra este famoso lago glaciar, coloreado de un azul intenso al llegar el verano. Para todos aquellos que planeáis una visita y queréis cuanta más información mejor, os traigo un post con todo lo que debéis saber antes de visitar el Lago Bled.

Bled es uno de los rincones más conocidos de Eslovenia y, quienes lo conocen, entenderán el por qué. Su lago glaciar, el paisaje repleto de naturaleza a los pies de los Alpes Julianos, el impresionante castillo alzado sobre una escarpada roca y su isla natural adornando el azul turquesa del agua. ¿Alguien da más?

 

Existen numerosas leyendas en torno a este lago y todo lo relacionado con él y, como os prometí que os contaría todo lo que necesitarais saber antes de visitar Bled, aquí va la primera; en la antigua población de Bled no había agua, era un pueblecito normal con una pequeña pero preciosa Capilla dedicada a la Madona, ubicada en medio de pastos. La población local no cuidaba demasiado este pequeño tesoro y los animales entraban u salían de esta pequeña iglesia a su antojo. Dios, muy enfadado, decidió inundar los alrededores, creando el lago y protegiendo así la actual Iglesia de la Asunción.

La realidad no es tan fantasiosa. Los pobladores de la zona simplemente decidieron construir una pequeña iglesia que funcionase como santuario. En el siglo XIX, empezaron a llegar los primeros turistas, atraídos por la fama de sus aguas termales y, tras ver la maravilla que suponía el paisaje, el lago se hizo mundialmente famoso.

 

Para los amantes de la naturaleza y de los deportes de agua, este lago es un lujo. Es posible rodearlo a pie a través de un sendero (las vistas son preciosas) en aproximadamente dos horas (con algunos desvíos para ampliarlo si lo deseáis).

Además se puede hacer kayak, remo o pegarse un chapuzón si os apetece. Aunque está permitido bañarse en cualquier parte del lago, hay zonas habilitadas especialmente para ello. Se las conoce como «playas» y constan de césped, además de estar acondicionadas para entrar en el agua sin ningún tipo de problema.

La entrada es de pago (algo menos de 10€ por un día completo) y ofrecen wifi, taquillas con candado y un lugar donde cambiaros, trampolines, plataformas y un largo etcétera.

 

CÓMO LLEGAR AL LAGO BLED

Existen 4 formas para llegar al Lago Bled desde la capital de Eslovenia. Desde mi punto de vista, las dos primeras son las más cómodas y sencillas, pero os dejo todas las opciones para que podáis elegir la que mejor se adapte a vuestras necesidades:

  • Autobús: Es la forma más barata (y de las más rápidas) para llegar al lago Bled. Los precios variarán en función al tipo de billete que queráis comprar (podéis añadir el barco que os lleva a la isla, la entrada al castillo o comprar únicamente el ticket de bus). El autobús hacia el lago Bled sale desde la estación aproximadamente cada hora desde las 6:00 hasta las 22:00. La ruta dura aproximadamente 1 hora y 20 minutos ya que hace paradas en Medno, Kranj y Lesce.
  • Coche propio o de alquiler: La segunda opción más cómoda, ya que podréis viajar por libre. Eso sí, debéis tener en cuenta que Eslovenia tiene numerosos peajes, por lo que no es la opción más económica.
  • Tren: Aunque hay un trayecto hacia la zona, no hace parada en el propio lago, sino en Lesce-Bled, a unos cuatro kilómetros. Teniendo la opción del autobús, no aconsejo demasiado elegir el tren como medio de transporte.
  • Excursión: Existen varias páginas que ofrecen excursiones (aunque no incluyen todas las entradas). Aquí os dejo un ejemplo de excursión por si queréis tenerlo en cuenta y sois de los que preferís que os expliquen todos los detalles de vuestra visita.
Castillo Lago Bled
Castillo Lago Bled

La primera parada que se suele hacer al llegar al Lago Bled es el castillo.

El castillo se encuentra sobre un acantilado a más de 100 metros de altura. Existen dos formas de acceder a él:

  • La primera es en coche, pagando 3€ de parking al llegar a la parte más alta.
  • La segunda, y algo más costosa pero con unas vistas increíbles, es a pie a través de unas escaleras de fácil acceso.

La ruta dura unos 15 – 20 minutos (dependiendo de vuestro ritmo) y podréis hacer un par de paradas para disfrutar del paisaje.

Una vez arriba, podréis acceder al castillo. El precio de la entrada son 13€ por persona (actualizado febrero 2020). El castillo se encuentra en una fortaleza del siglo XI, aunque la construcción que podemos ver actualmente se construyó en el siglo XVI.

El interior se divide en dos plantas, alrededor de dos patios con vistas al lago. También consta de un museo y de un restaurante.

Castillo Lago Bled

Si viajas entre primavera y otoño y te gustaría dar un toque de adrenalina a tu visita no puedes perderte el tobogán del Lago Bled.

Para ello sólo tenéis que tomar el telesilla hasta la estación de esquí de Straza. Allí tomaréis el trineo que se desliza sobre unos raíles de vuelta al lago.

Pero la indiscutible estrella del lago es la isla de Bled, justo en el centro.

Ésta es la única isla de toda Eslovenia y, como es lógico, la única forma de acceder a ella es en barca.

 

Lago bledActualmente existen dos tipos de embarcaciones que nos pueden llevar a ella:

  • La primera es a través de los botes a motor o Bogo Mila (si compráis los billetes en la estación de autobuses de Ljubljana, tenéis la opción de añadir el trayecto en barco). Los precios son aproximadamente 11€ para adultos y 6€ en el caso de los menores. Esta embarcación sale cada hora desde el casino.
  • La segunda opción, y más pintoresca, es navegar con la embarcación tradicional de madera conocida como Pletna; una embarcación de madera manejada por los “pletnarji”, quienes reman de pie.
  • Existe una tercera opción, aunque sólo es válida en verano: alquilar un bote e ir remando por nosotros mismos.

Una vez en la isla encontramos la Iglesia de la Asunción. La isla es tan pequeñita que no hay espacio para mucho más. Bueno sí, una cafetería.

Para acceder a ellas antes tenemos que subir los 99 escalones que la separan del agua. Se dice que, en el caso de las parejas que contraen matrimonio aquí, el chico debe subir con la novia en brazos y en silencio; así tendrán un matrimonio feliz.

La iglesia data del siglo XVII y en su interior alberga restos de un fresco del siglo XIV, un altar de oro y un campanario del siglo XV donde se encuentra la famosa campana del Lago Bled.

La leyenda cuenta que la campana actual fue construida por mandato del Papa para sustituir a la origina que se hundió durante una tormenta, por lo que el lago tiene dos campanas: la hundida bajo el agua y la que suena cada día en el campanario.

Porque, amigos, la campana suena. Y mucho. Cada día cientos de turistas tiran de la cuerda para hacerla sonar ya que existe una leyenda más que dice que, si pides un deseo mientras haces sonar la campana tres veces, este deseo se cumplirá. ¿El problema? La entrada para la minúscula iglesia son 6€ por persona (un auténtico robo celestial) por lo que muchos desean que se les devuelva ese dinero invertido.

Como os comentaba, la isla tiene una pequeña cafetería con una tienda de souvenirs. Aquí podréis probar otro de los postres típicos de la región de Bled: un bizcocho relleno (con almendras, nueces o chocolate) llamado potica. Tengo que reconocer que a mí no me gustó demasiado, pero ¡para gustos colores!

En mi caso, el dulce estaba incluido con el billete que compré (bus+embarcación+postre y bebida) así que no quería perder la experiencia de probar algo típico del país.

 

Antes de marcharos, en vuestro rodeo al lago, podéis visitar el Pabellón Belvedere. Nosotras no pudimos hacerlo ya que estaba cerrado en Febrero, pero todo el mundo coincide. Es uno de los mejores puntos para hacerte un selfie con el lago.

Además es el lugar idóneo para probar la tarta más típica de la zona; la cream cake, hecha con hojaldre, nata montada y flan. El precio de la tarta ronda los 3€.

Los lugares de cuento existen y, sin duda, este es uno de ellos. ¿Qué esperáis para visitar el Lago Bled?

 

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: