Dos horas. Algo menos de 120 minutos. Dos capítulos de «La Casa de Papel».

Esa es la distancia en vuelo que separa España de la bella Bérgamo. No suena mal, ¿verdad? Hoy te propongo un plan impresionante: descubrir Bérgamo en un día. Así que no olvides revisar que tu cámara de fotos tiene batería y tu teléfono memoria; vístete con tu mejor sonrisa y muchas muchas ganas de visitar la ciudad que ¡arrancamos!

LA HISTORIA DE BÉRGAMO

Los orígenes de Bérgamo se remontan a la época romana. En ese momento su nombre original no era demasiado diferente, Bergomum. Aunque pequeñita, fue una ciudad importante hasta que Atila la destruyó en el siglo V.

No lo ha tenido fácil. Tras recomponerse de este ataque, estuvo bajo el control de la regencia de Milán durante los siglos XIII y XV y bajo el control veneciano hasta finales del siglo XVIII.
.

La ciudad no se dejó pisotear y sacó su fuerza interna, creando y fortificando la encantadora Cittá Alta que hoy conocemos. Aunque aún le quedaban un revés más por afrontar. La ocupación napoleónica cambió su nacionalidad y, hasta el año 1859, fue considerada ciudad austriaca.

Con la llegada de Giuseppe Garibaldi en 1860, Bérgamo se rebeló. Desde entonces es conocida como la «Cittá dei mille» o ciudad de los mil.

Aunque este nombre hace más referencia a esa batalla; no puedo estar más de acuerdo. La ciudad de los mil encantos, de las mil influencias arquitectónicas y gastronómicas. La ciudad de las mil sorpresas.

Sin duda Bérgamo tiene las marcas de su pasado muy presentes, pero esto sólo ha mejorado su esencia y la ha convertido en una ciudad a señalar en el mapa de Italia.

CÓMO LLEGAR A BÉRGAMO

La cercanía con España y con varias ciudades italianas permite llegar a Bérgamo por varías vías:

  • Avión: Al estar tan cerca de Milán (y que la ciudad dispone de tres aeropuertos), el avión es una de las vías para llegar a Bérgamo. Uno de los principales es de Orio al Serio, a 5 kilómetros de Bérgamo.
  • Tren: En Bérgamo hay estación de tren. Se encuentra en la parte baja de la ciudad. Bérgamo tiene conexión directa con Milán y Brescia, pero también conexiones enlazadas con el Lago de Garda, Verona o Venecia. Podemos encontrar trenes cada hora, aunque las colas suelen ser largas, por lo que es mejor llevar el billete comprado o llegar con antelación.
  • Autobús: Aunque, personalmente, me parece mucho más cómodo el tren; también se puede viajar desde Milán en autobús. El viaje dura una hora.
  • Coche propio/alquilado: Tendréis que tomar la carretera A4 Milán-Venecia.
QUÉ VISITAR EN BÉRGAMO
.
PIAZZA VECCHIA

Durante mucho tiempo, esta plaza fue el corazón político de la ciudad y es el lugar preferido por sus habitantes y por los turistas para tomar algo y recorrerla.

La plaza se encuentra en el que antiguamente era el foro romano. En su origen era la Piazza Duomo; pero poco a poco y debido al aumento de la vida mercantil, se convirtió en el centro de la ciudad medieval.

La primera cosa que llama nuestra atención es la fuente de leones y esfinges de piedra, regalada a la ciudad por el Podestá Alvise Contarini con una finalidad más práctica que estética, de hecho aún se puede beber de ella ya que el agua es potable.

.

Descubriendo Bérgamo
.
PALAZZO DELLA RAGGIONE

En la plaza se alza el Palazzo della Ragione. Su construcción se inició a finales del 1100, separando el espacio en el que nos encontramos de la actual Piazza Duomo.

Es un edificio típico de la arquitectura medieval; que une a la perfección la funcionalidad con la estética. Aunque a lo largo de su historia ha sido restaurado/reconstruido alguna que otra vez, además de ser utilizado con diferentes fines, incluyendo una biblioteca.
.

Palazzo della Ragione Bérgamo

.
Recibe su nombre de la época en el que fue utilizado como tribunal. Los jueces escuchaban aquí las disputas entre vecinos y ciudadanos y decidían, utilizando la «razón» (en italiano«raggione»), quién estaba en lo cierto.

Además de ser el edificio de la administración comunal más antiguo de la ciudad, es un símbolo debido al escudo central que muestra al León alado de San Marcos (símbolo de Venecia); y que recuerda la ocupación que sufrió Bérgamo por parte de sus vecinos. Aunque esta figura es una copia; el original fue destruido por las tropas de Napoleón en 1797.

Pero ¡aquí no terminan las sorpresas!. Bajo la galería principal encontraréis un gnomon; un reloj solar del año 1798 que sigue dando el medio día y la fecha exacta gracias a un único rayo de luz sobre la meridiana de mármol grabada en el suelo.

.
LA TORRE CÍVICA

A la derecha se alza la Torre cívica; otro de los símbolos de la ciudad.

Aquí se encuentra un entramado de campanas que repican a las diez de la noche para recordar el antiguo toque de queda; ya que en ese momento las puertas de la ciudad se cerraban hasta el día siguiente.

En total tiene 52,72 metros de altura y, como imaginaréis, las vistas desde arriba son espectaculares. Si subís los 230 escalones (o por su ascensor), además de tener la cittá vecchia a vuestros pies; veréis la campana más grande de toda la Lombardía.

.
PIAZZA DEL DUOMO

Cruzando la arcada del palacio, llegaremos a la Piazza del Duomo donde aparecen ante nosotros la Basílica de Santa María Maggiore y la Capilla Colleoni.

Si hace tan sólo unos pasos nos encontrábamos en el centro político y administrativo de la ciudad, esta plaza representa el poder religioso de la ciudad.
En Italia, si la ciudad era importante debía construir una serie de edificios que demostraran su autoridad. Bérgamo no iba a ser menos.

Catedral, basílica, baptisterio y un plus, Capilla Colleoni se mandaron erigir para demostrar la supremacía e importancia de ka ciudad; esta última a modo de mausoleo donde descansasen eternamente el Condotieri Bartolomeo y su hija.

.
BASÍLICA DE SANTA MARÍA LA MAYOR.

.
Es el monumento más importante de la ciudad.

Una basílica monumental edificada por los ciudadanos a modo de promesa a la Virgen tras los episodios de peste del año 1135. Puede que el exterior nos lleve a confusión, ya que se trata de una fachada románica que nada tiene que ver con lo que nos depara una vez crucemos las puertas. La entrada es gratuita pero los horarios cambian dependiendo de la época del año en que nos encontremos.

El interior es, como veis, una auténtica obra de arte. Bóvedas con frescos, una gigante y luminosa cúpula, y una talla de un cristo nos reciben para dejarnos boquiabiertos. El coro y el confesionario son otros dos elementos a tener muy en cuenta, pero lo mejor es que recorráis todo el perímetro de la basílica y os deleitéis sin necesidad de más explicación.

.
CAPILLA COLEONI

A la derecha del Duomo se encuentra la Capilla Coleoni.

Ordenada por el militar Bartolomeo Colleoni que, en primer lugar, mandó destruir la sacristía de Santa María la Mayor para hacer construir un lugar donde descansarían sus restos tras su muerte.

No se lo pensó dos veces, y para ello llamó a uno de los mejores arquitectos y escultores de la época: Giovanni Antonio Amadeo. La entrada también es gratuita, pero no permiten realizar fotografías en el interior.

.

.

Es uno de los más edificios más destacados y bellos de la ciudad.

La fachada está decorada con mármoles rojos italianos, siguiendo el estilo del Renacimiento. Y, aunque como os comentaba, es imposible realizar fotografías en su interior, alberga un monumento ecuestre del condotiero Colleoni y la tumba de su hija Medea.

.
IL DUOMO

A la izquierda se encuentra el Duomo.
.

Mucha gente cree erróneamente que la Basílica ejerce de catedral, pero no es así. Realmente, al compararlas, el Duomo sale perdiendo.

La fachada es muy sencilla, siguiendo un estilo clásico que contrasta con la Capilla y la Basílica.

Está dedicada a Sant’ Alessandro, el patrón de la ciudad, y la entrada es también gratuita.
.

Aunque el interior tampoco puede hacer competencia a la basílica, alberga numerosas obras de arte y frescos italianos de enorme valor.

.
EL BAPTISTERIO

Justo frente al Duomo se encuentra un baptisterio, dedicado a los bautismos pero que es difícil de visitar ya que suele estar cerrado o usándose para ceremonias.

.

Baptisteria Bérgamo

.
.
Y entre sus paredes alberga un secreto. Utiliza un número, el ocho en concreto, como fórmula arquitectónica y artística.

¿Queréis saber cómo?

.

Para empezar, está formado por ocho paredes. En la parte interna de cada una de estas paredes hay bajorrelieves a modo de decoración. En total son ocho, mostrando escenas de la vida de Jesucristo.

Pero no termina aquí. En las aristas de la cúpula hay varias estatuas. ¿Adivináis cuántas? Si, ocho: la fe, la esperanza y la caridad, la prudencia, la fortaleza, la justicia, la templanza, y, por último, la paciencia.

Sobre la cúpula encontramos un Arcángel, rematando el edificio.

El baptisterio ha sufrido muchas modificaciones. En sus orígenes se situaba en el interior de Santa María Maggiore. En el año 1661 decidieron desarmarlo y llegaron a montarlo dos veces. Finalmente entre los años 1898 y 1899, fue ubicado en el lugar donde hoy se encuentra.

Justo en el medio de este octógono encontramos la pila bautismal con una estatua de mármol representando San Juan Bautista.

.
IL MERCATO DELLE SCARPE

Tampoco podéis perderos la plaza que alberga el Mercato delle Scarpe, donde encontraréis infinidad de pastelerías y podréis probar el dulce típico de Bérgamo, Polenta e osei; un bizcocho relleno con crema de avellanas, mantequilla, chocolate blanco y ron y recubierto con una capa de mazapán amarillo.

.

Os recomiendo la pastelería Nessi, la más famosa y más recomendada a la hora de comprar polenta.

 

MIRADOR DE LA MURALLA VENECIANA

Casi sin darnos cuenta llegamos a uno de los miradores que hay en la muralla veneciana que rodea la parte alta de la ciudad. Estas murallas miden más de seis kilómetros de largo y fueron construidas a mitad del siglo XVI para detener los ataques de los enemigos, aunque no cumplieron su función ya que nunca fue asaltada.

Eso sí, aunque el motivo de su construcción fuera bélico, actualmente esta es una zona ideal para dar románticos paseos y estoy segura de que se ven unas puestas de sol preciosas.

.

Mirador Bérgamo
ALOJAMIENTO EN BÉRGAMO

Si la ciudad es bonita, mi alojamiento no podía ser menos.

Al Casato dei Conti, es una casa del año 1500 reformada y dedicada ahora a alojar a viajeros. Se encuentra en una zona cercana tanto a la parte alta como a la parte baja de la ciudad. Dispone de parking gratuito (algo de agradecer, porque aparcar en esta zona de Bérgamo es misión imposible).

Una vez dentro encontramos detalles preciosos en cuanto a lo que a la decoración se refiere, realmente sientes una vuelta al pasado entre sus paredes.

¿Recomendaría este alojamiento? Absolutamente sí, es una casita que consta de dos habitaciones, un baño y una cocina equipado con todo. La dueña fue extremadamente amable y dejó preparado todo para desayunar al día siguiente. Las camas eran cómodas y descansé muchísimo.

Alojamiento en Bérgamo
No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: