Llega el verano y con él los viajes cerca del mar. Si este año os apetece apostar por el turismo nacional, no lo penséis más: Menorca es vuestro destino. Playas y calas de ensueño, pequeños pueblos pintados de blanco, una gastronomía exquisita y una cultura milenaria. En esta entrada encontraréis todos esos puntos que no debéis perderos su vaia a visitar Menorca. ¿Me acompañáis?

No hace falta cruzar el mundo, ni un vuelo de más de 12 horas para llegar a una playa paradisíaca. España tiene rincones de ensueño a un abrir y cerrar de ojos; y ese es el caso de Menorca.

Aquellos que las hemos visitado, sabemos que las playas bañadas por el Mediterráneo tienen algo especial. El color del agua es único, el ambiente que se respira en sus pueblos es mágico y os hará vivir unas vacaciones muy diferentes. Si estás pensando en viajar este verano y aún no te decides, aquí tienes una entrada con lo indispensable que visitar en Menorca para hacer tu viaje inolvidable. Igualmente, pinchando aquí, podréis visitar la web oficial de la isla con toda la oferta y agenda cultura e información detallada.

 

 

  1. HACER UN VIAJE A LA PREHISTORIA VISITANDO LA NAVETA DES TUDONS

Naveta des Tudons Menorca

Ser el edificio más antiguo de toda Europa ya es razón de peso para merecer una visita. Menorca está repleta de restos prehistóricos con los que culturizar vuestra visita a la isla, aunque si hay que elegir uno que los represente a todos, sin duda, es este.

La Naveta des Tudons fue encontrada y restaurada en 1950, pero su construcción se remonta en torno al año 1000 a.C, cuando la cultura talayótica dominaba las construcciones de la isla. Es un monumento funerario colectivo, donde además se guardaban los objetos personales de las personas enterradas (información que tenemos gracias a los restos encontrados).

Lo más característico es que en su construcción no se utilizó ningún tipo de cemento o mezcla de unión, las piedras están encajadas en forma de nave invertida con tal maestría que aún soporta el paso de los años. Visitar el interior está prohibido por motivos de seguridad, pero podréis contemplar su esplendor sin problema desde fuera.

Un consejo: Si hacéis la visita en lunes, os ahorraréis los 2€ que cuesta la entrada.

2. DARSE UN CHAPUZÓN Y PASEAR POR CALA MORELL

Cala Morell es un pequeño puerto natural con una bonita urbanización construida en los alrededores. En esta cala no encontraréis arena fina, aunque sí pequeñas plataformas artificiales desde las que tomar el sol y darse un chapuzón. Si os lleváis vuestro equipo de snorkel, podréis descubrir alguna de sus cuevas cristalinas.

Cala Morell Menorca

El pueblo ofrece unas vistas preciosas; estoy segura de que os encantará perderos por sus calles. Cerca se encuentra el asentamiento de época talayótica de Cala Morell.

3. DISFRUTAR DEL CONTORNO DE LA ISLA DESDE MONTE TORO

El Monte Toro es el punto más alto de Menorca. Sus más de 350 metros de altitud permiten contemplar todo el contorno de Menorca, e incluso de Mallorca en días sin niebla.

Sin duda este es uno de los imprescindibles que visitar en Menorca.

En la cima encontraréis el Santuario de la Virgen de Monte Toro. Un santuario donde viven monjas de clausura con una pequeñita iglesia gótica del siglo XVII.  Además hay una pequeña versión del Cristo Redentor.

Monte Toro Menorca

Lo mejor, sin duda, las vistas y la paz que se respiran desde las alturas.

4. ZAMBULLIRSE DESDE LAS ALTURAS CON CIENTOS DE PECES EN CALA EN BRUT

Si sois amantes de los saltos al mar desde los acantilados, este es vuestro lugar. Cala en Brut es una cala de rocas (sin nada de arena) donde disfrutaréis como niños pequeños. La calita dispone de plataformas a varias alturas desde las que saltar al mar, la profundidad es superior a los 4 metros, por lo que podréis zambulliros sin miedo al fondo marino.

Cala en Brut Menorca

El agua es tan transparente que parecerá que estás nadando en una piscina. Y lo mejor, nadaréis rodeados de pececitos que se acercarán a curiosear a vuestro alrededor.

Si hay demasiado viento y la marea entra en la cala, suele llenarse de medusas. En ese caso es mejor visitar otra zona de la isla.

5. PERDERSE POR EL ANTIGUO PUEBLO DE PESCADORES EN BINIBECA

Construido en 1972 para la población dedicada a la pesca, actualmente es uno de los puntos más turísticos a visitar en Menorca.

Binibeca MenorcaSus callejones estrechos y sus casas blancas con puertas de madera serán el escenario ideal para vuestras fotografías. Conscientes de la belleza de este pequeño pueblo, hace años fue completamente restaurado para atraer al turismo.

Eso sí, sus casas siguen habitadas, por lo que piden respeto y guardar silencio en vuestro paseo; algo que lo hace aún más mágico.

Binibeca MenorcaCerca encontraréis algunas playas para refrescaros del calor, tiendas de souvenirs y algún que otro restaurante. Todo esto convierte a Binibeca en una parada obligatoria a la hora de visitar Menorca.

6. VISITAR TOOOOOOOOODOS LOS FAROS DE LA ISLA

Menorca es conocida como la isla de los 7 faros. Debido a los temporales y a los continuos accidentes marinos, Menorca se llenó de faros (el último se construyó en 1922). Una suerte para aquellos que nos gustan, ya que tenemos donde elegir.

Es cierto que algunos no son demasiado fotogénicos, pero al menos cuatro de ellos bien merecen el paseo y una visita. A continuación os dejo los que, para mi, son  imprescindibles en vuestra visita a Menorca.

Faros de Menorca

El faro de Favaritx y su desértico entorno os transportará a la luna. Es quizás el más famoso de la isla y donde disfrutar una preciosa puesta de sol. La pizarra negra que lo rodea y la carretera, con parada en Cos des Síndic lo convierten en uno de los más especiales. El segundo en aparecer en mi fotografía es el Faro de Punta Natí, totalmente rodeado de acantilados con vistas a Mallorca en el horizonte. Además podréis disfrutar de unas curiosas construcciones que dan cobijo al ganado desde hace siglos.

El faro de Cavallería se encuentra en la costa norte. Consta con un centro de interpretación en su interior y es uno de los más visitados (especialmente en verano). Por último el Faro de Artrutx; quizás desde la carretera pueda parecer el menos especial, pero si camináis por las rocas a su derecha, disfrutaréis de unas vistas increíbles.

Para visitar algunos de estos faros deberéis caminar un ratito. Usad calzado cómodo.

7. CONTAR LAS DIFERENTES TONALIDADES DE AZUL EN CALA MACARELLA Y CALA MACARELLETA

Si hay una cala que no debéis perderos bajo ningún concepto son estas dos. Se encuentran una al lado de la otra, por lo que no perderéis demasiado tiempo.

Cala Macarelleta MenorcaEl camino desde el parking es a través de un bosque de pinos de unos 15 – 20 minutos que bien merece la pena. Una vez lleguéis, alucinaréis con todas las tonalidades de azul que se mezclan en un mismo mar.

Calas de arena fina y blanca, rodeadas de vegetación y donde disfrutar de las maravillas del Mediterráneo.

8. CALLEJEAR POR CIUTADELLA

Recorrer las calles del casco histórico de Ciudadela es una gozada. El aire señorial de la ciudad, sus construcciones y los pequeños detalles que nos invaden del slow life de Menorca.

Ciutadella Menorca

Entre los puntos a visitar tenéis la Catedral, construida entre los siglos XIII y XIV sobre una antigua mezquita, la Plaza del Borne y la Plaza de la Explanada, el mercado o su emblemático puerto

No olvidéis si visitáis la isla en verano pedir un heladito para refrescar vuestro paseo.

9. DISFRUTAR DEL ATARDECER EN PONT D’EN GIL

Pont d'en Gil, Menorca

Los atardeceres en Menorca son especiales. El tiempo se detiene y las preocupaciones y el estrés desaparecen. Este momento es un regalo para el alma.

Si hay un atardecer que no debéis perderos es en este enclave. Pont d’en Gil, un puente de piedra «colgante» en medio del mar. Se encuentra cerca de Ciutadella y deberéis caminar unos 15 minutos desde el parking para llegar a este punto. El silencio, el color del cielo y el brillo del mar harán el resto para que vuestro día termine siendo mágico.

 

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: